[Review] El Vicepresidente – Dick Cheney y su ascenso al poder

El Vicepresidente (VICE)

Dirigida por Adam McKay, “El Vicepresidente” nos cuenta la historia de Dick Cheney y su ascenso al poder, partiendo como un borracho bueno para nada al que su esposa Lynne (Amy Adams) le da un ultimátum para que de una vez haga algo con su vida. Es así como Cheney se incorpora a la política durante el gobierno de Richard Nixon, y poco a poco va escalando, con altos y bajos, hasta finalmente llegar a ser el Vicepresidente de George W. Bush, donde su trabajo cambiaría la historia para siempre.

Esta película llega a desenmascarar algunos de los secretos oscuros de la Casa Blanca, y nos muestra a Dick Cheney con una interpretación magnífica por parte de Christian Bale, para la que tuvo que modificar varios aspectos físicos, incluso engordar casi 20 kilos, así como también adoptar los modismos y la personalidad del personaje, en un trabajo impecable donde Bale nos demuestra una vez más que es un actor camaleónico.

Dick Cheney era un tipo manipulador e inteligente, y siempre con hambre de poder. El filme se encarga de mostrar a este personaje como lo peor de lo peor, un ser para quien se aplica la frase “el fin justifica los medios”, y todo con la ayuda de su mujer, quien siempre lo impulsó a escalar más y más en su posición en el gobierno. Él fue precursor de la guerra de Irak y cambió el mundo con la decisión que tuvo que tomar para contrarrestar el ataque a las Torres Gemelas.

“El Vicepresidente” es sombría y destaca los peores aspectos del vice y la administración. Además, tiene una forma particular de ser narrada, que le da un valor agregado en el cual el espectador se siente curioso hasta el final. Y finalmente, tiene un muy buen elenco, en esta película cada papel destaca y es un gusto ver cómo estos personajes logran ser tan reales (incluso desagradables). Recomendada para entender más de un período de la historia de los Estados Unidos.

Post Author: Magda

Magda, animadora digital, amante del arte, música y cultura japo. La vida no sería nada sin libros, series, películas y buenos grupos de música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *