[Review] La Mula – Clint Eastwood como “El Tata”

LaMula

Basada en una historia real publicada en el New York Times. Esta relata el drama del veterano de guerra, Leo Sharp, quien en la película es interpretado por el mismísimo Clint Eastwood bajo el nombre de Earl Stone.

Earl tiene un negocio de lirios con el que se sustenta hasta que éste deja de ser rentable. Con problemas económicos, y casi 90 años en el cuerpo, él se convierte en el chofer de un cartel de drogas, transportando decenas de toneladas de drogas por Estados Unidos. Por otro lado, está su familia, con quienes no tiene una buena relación debido a que siempre prefirió el trabajo y la libertad por sobre ellos, incluso perdiéndose eventos importantes en la vida de su hija (quien por cierto, es la hija en la vida real de Eastwood).
Así, la película cuenta tres historias: la de un hombre que jamás ha valorado a su familia, la del anciano que es la mula perfecta para el cartel de drogas, y la persecución de la policía, protagonizada por el personaje de Bradley Cooper. Estas historias crean un argumento que va más allá de ser una película sobre narcos, drogas y disparos, sino que se centra en la vida y desarrollo de su personaje principal, dándole énfasis a su vistazo hacia el pasado, que le hace ver cuántos errores ha cometido.
Pero no se trata de lamentarse, ni tampoco de hacer como que nada ha pasado, más bien es como hacer las paces con tu pasado y tratar de enmendar el presente. Entender que hay cosas que no se pueden arreglar y se deben “pagar” las consecuencias correspondientes. Además, aprender la lección y dar el ejemplo, tal como lo dice alguna frase del personaje “pude comprar todo con dinero, menos el tiempo”.

En cuanto al desplante de Eastwood como Earl, el director y actor destaca muchísimo, creando un personaje carismático que “tiene lo suyo”. Es un papel sólido, un protagonista tranquilo que en oportunidades trata de encajar en la vida moderna, pero que no deja que esto afecte en su vida diaria ni por un segundo, y es alguien que siempre sabe lo que hace, sin dejarse intimidar ni molestar por nadie. El único punto en contra del personaje, son un par de chistes algo “incómodos” en ciertas ocasiones, pero que sin duda son 100% parte del personaje y también le dan un toque único.

Una nueva propuesta del director, que nos muestra que no ha perdido su encanto y que de ser esta su última película, deja un gran legado y se despide de la mejor forma.

 

Post Author: Magda

Magda, animadora digital, amante del arte, música y cultura japo. La vida no sería nada sin libros, series, películas y buenos grupos de música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *