Aquaman otra más de Superheroes

 

Fue difícil sacarme la imagen de Acuaman de los Superamigos de los 80’s y más aún la de Sirenoman de Bob Esponja antes de entrar al cine. Una vez que empieza la película, ya nada tiene que ver con estas imágenes mentales del rubio y engominado Arthur Curry (nombre terrestre de Aquaman). Es lo primero que se agradece, una visión del héroe que tiene que ver con la que a principios de los 90’s, Peter David le entrega en el comic “Aquaman vol.5” que es cuando el héroe pierde su mano a manos de un grupo de pirañas mala onda; David le da la impronta que varios héroes DC estaban teniendo en esa época: caídas estrepitosas, decadencia y una cara falible; necesarias a veces en el género, para darles un poco de credibilidad, creo yo; Bane le rompe la columna a Batman, Superman es fiambre gracias a Doomsday, Hal Jordan se transforma en Parallax, y otros etc. Creo que la razón que siempre leí más DC que Marvel fue esta, esa parte más mundana… en fin. 

Últimamente las películas del género “superhéroes” han dejado más muertos que vivos en DC, criticas dispares frente a JLA y Batman VS Superman (hablando de Snyder en adelante) y malas críticas de frente, a lo que se hacía antes del DC Extended Universe. Aunque la taquilla no ha sido nunca a perdida, tampoco han sido las esperadas por los productores… y como digo siempre: quien realmente hace las películas? Los productores. 

James Wan, director más conocido por sus trabajos en el cine de terror (Los Conjuros) y acción a la vena (rápido y furioso… 5 creo), es quien dirige esta versión de Aquaman… que hace aquí? dicen muchos. No es tanto disparate tenerlo como director, ya que sus éxitos comerciales con recursos limitados, lo preceden. Esto buscaba la producción, tratar de cubrir el riesgo de un personaje, que nunca fue tomado muy en serio, pero que siempre fue de vital participación en cualquier Liga de la Justicia. Por otra parte, y con relación a esto, está la elección de Jason Momoa, creo yo; un actor carismático y precedido por su éxito en Games of Thrones.

De lleno en la película, quiero partir diciendo que es una película familiar a mi parecer, puede verla absolutamente todo el mundo y serán los niños los que la pasen mejor. El nivel de efectos especiales en la construcción de la Atlántida encuentro que esta de lujo: el desfile de criaturas marinas, seres semi humanos esta súper logrado. Esto unido a las escenas de acción entramadas con mucha naturalidad y de duración adecuada (relacionándolo un poco con las peleas en Man of Steel: eeeeeteeeeernas).

Las actuaciones junto con los personajes, encontré que están buenas, pero destacan las de Jason Momoa y Patrick Wilson; el primero por su presencia y carisma y el segundo netamente por su actuación.

Vaya a verla, es entretenida y no le pida que cambie su manera de ver el cine, o que hay un antes y después de Aquaman… vaya consciente que se sentara y vera una película que se sustenta en los efectos especiales y en la construcción del trasfondo de un personaje, donde Momoa, a mi gusto, sale de ganador. La historia? que importa la historia! en una frase: “Hijo de un humano y atlante, Aquaman está destinado a unir a los dos reinos en la tierra”, lo que hay entre medio lo mantendrá metido en la historia. 

Finalmente decir que hay un par de cosas que me sacaron de la película un par de minutos, no las diré para no espoilear, pero como consejo, perdónelas y piense que tal vez sea un nuevo comienzo en la estética de las películas del universo DC, mas honestas y menos pretenciosas; como decían varios, algo así como cuando Marvel partió haciendo películas. 

La posdata… hay veces que cuesta ser 100% objetivo con ciertos temas; personalmente, en cuanto a cine de súper héroes se trata, flaqueo. Hago un esfuerzo pero siempre me la gana el cariño que siento por el comic. Me sucede, que mi primer acercamiento al súper héroe creo que fue genial; siempre se ha considerado a Aquaman como casi un personaje secundario dentro de la JLA, me incluía en esta afirmación, hasta que… leí “las cronicas de Atlantis”; este comic cuenta el nacimiento de la civilización atlante y como llego a ser lo que es hasta la llegada de Arthur a la vida. Son 6 números que atrapan con la historia de la civilización contada de generación en generación por los cronistas de la corte; es super dinámica en el relato (de David, como mencione al principio de la nota) y con un dibujo clásico de Esteban Maroto (conocido por su trabajo en DC y Marvel, pero a mi gusto lo que lo destaca es Conan el bárbaro).

“Las crónicas de Atlantis” está cargada de critica a los sistemas de poderes, la codicia de los políticos y su constante corrupción, hay un contenido que quiere traspasar las páginas y proyectarse a la realidad, para generar la crítica o sembrar la idea en la cabeza del lector (clásico de DC Vértigo); hay veces que esa critica la podemos ver en pantalla, con Batman de Nolan, por ejemplo, y este año con Pantera Negra.

Se agradece cuando se hace, y cuando no existe esta critica la película queda en una mera sucesión de hechos con hilo conductor que entretiene y… entretiene; eso pasa con Aquaman, no hay atisbo de generar una idea en el espectador más que pasarla bien, y no es malo, pero creo que eso es lo que desgasta este nuevo género cinematográfico, lo que decantara, según yo, en su pronta extinción (tenemos el reciente divorcio entre Marvel-Netflix).

Aquaman<

Post Author: alonso reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *