El Depredador (The Predator) 2018.09.13

El director Shane Black, recordado por “Iron man 3“, tiene la misión de revivir la saga que comenzó en 1987 de la mano del cineasta John McTiernan y el actor Arnold Schwarzenegger, y que se convirtió en uno de los filmes de ciencia ficción mejor tratados por la crítica y los fans.

Desde los confines del espacio hasta las calles de los suburbios de las ciudades pequeñas, la búsqueda llega a casa en la reinvención explosiva de Shane Black. Ahora, los cazadores más letales del universo son más fuertes, más inteligentes y más mortales que nunca, y se han mejorado genéticamente con ADN de otras especies. Cuando un niño accidentalmente desencadena su regreso a la Tierra, solo un grupo de ex soldados y un profesor de ciencias pueden evitar el fin de la raza humana.

ESTRENO EN CHILE: JUEVES 13 DE SEPTIEMBRE 2018

Reparto: Boyd Holbrook, Trevante Rhodes, Jacob Tremblay, Keegan-Michael Key, Olivia Munn, SterlingK. Brown, Alfie Allen, Jane Thomas, Augusto Aguilera, Jake Busey, Yvonne Strahovski

Director: Shane Black

El Depredador (The Predator)


 

Una breve historia de Depredador 

Una vez que EL DEPREDADOR, la película más reciente de la saga de Depredador, está a punto de llegar a los cines, vale la pena recordar la forma en la que llegamos a este punto. La Depredador de 1987, que fusionó una película de hombres en una misión con la idea de una criatura que los va eliminando uno por uno como un cazador implacable proveniente de un mundo más allá del nuestro, quedó grabada en la imaginación de las audiencias, le dio al mundo uno de los monstruos cinematográficos más icónicos de todos los tiempos y generó una serie de filmes.

Las películas de Depredador cobraron vida con los hermanos guionistas Jim y John Thomas, quienes tenían una idea para un guión llamado “Hunter”. Si bien hay una historia apócrifa circulando de que los hermanos Thomas soñaron el concepto esencial después de haber escuchado un chiste de que una película nueva de Rocky debería ponerlo a pelear contra un extraterrestre, la realidad es que estaban fascinados con la noción de poner de cabeza el concepto de la cacería, en el que un alienígena rastreara a los mejores objetivos, en vez de que los humanos tuvieran la delantera.

A través de una combinación de suerte y pensar de manera inteligente, fueron capaces de presentar su idea a 20th Century Fox, donde terminó por llegar al escritorio de John Davis. “En aquel entonces yo era ejecutivo”, recuerda. “Y todos leímos el guión. Y era maravilloso”. Davis le pasó el guión a un amigo suyo llamado Arnold Schwarzenegger, cuya carrera cinematográfica estaba comenzando a tomar vuelo gracias a películas como The Terminator y Commando. Animó a Schwarzenegger a que leyera el guión, y al actor le encantó. “Dejé el estudio y decidí convertirme en productor. Ya Arnold me había dicho, ‘¿por qué no produces tú la película. Tú la desarrollaste’”.

Una vez que el estudio aceptó emprender la producción, Davis comenzó a recolectar los otros elementos, incluyendo al director John McTiernan (contratado inmediatamente después de su trabajo en Nomads, de 1986) y a un reparto lleno de tipos duros. En el equipo de hombres de aspecto militar, que en un inicio piensan que sólo van a rescatar a una rehén, a Schwarzenegger se le unieron Carl Weathers, Bill Duke, Sonny Landham, Jesse Ventura, y un joven con ambiciones en la actuación y un gran crédito como escritor de Lethal Weapon en su haber, llamado Shane Black.

Lo que siguió fue un rodaje que se ha vuelto legendario…con historias de gimnasios construidos en el salón de baile del hotel, concursos de medición de músculos y un sinfín de desafíos. “Filmamos en Puerto Vallarta”, recuerda Davis. “Nos quedamos en el Camino Real, que es un gran centro vacacional. Y manejábamos 20 o 30 minutos para llegar a la jungla. En ocasiones nos daba disentería, pero fumamos muchos puros”. Aparte de las cuestiones de salud y problemas con el follaje de la locación original, otro factor latente entró en juego durante el esfuerzo. “No acabamos la película”, explica Davis. “Sólo filmamos dos tercios de ella y se nos acabó el dinero. Se la mostramos al director del estudio, y dijo, ‘bueno, ¡sólo hay dos tercios de película aquí!’. Y le dijimos, ‘sí, no pudimos filmar más’. Y respondió, ‘bueno, regresen a terminarla’”.

El otro gran reto de la película fue encontrar al monstruo adecuado. Numerosas versiones del Depredador habían sido sugeridas y rechazadas, e incluso durante la producción un plan para que Jean-Claude Van Damme (mucho antes de sus días más famosos como estrella de acción) interpretara a la criatura fue descartado debido a la combinación de muchos factores. A lo largo de un fin de semana, el experto en efectos especiales Stan Winston y su equipo crearon la icónica apariencia del alienígena que todavía se conserva en la actualidad —con el altísimo Kevin Peter Hall, quien le aportó la energía necesaria y la presencia imponente que requería el papel. El resultado fue un juego del gato y el ratón lleno de tensión y acción, una película que hace alarde de momentos que quedan grabados en la mente y una propuesta astuta por mantener a la criatura escondida hasta el gran enfrentamiento final con Schwarzenegger, con el que da por terminada la historia.

Depredador fue un éxito, y no sólo en cuanto a la taquilla. Desde entonces, se ha convertido en una de las películas favoritas de los cinéfilos. “Se volvió un gran éxito de culto. No deja de exhibirse a lo largo de todo el mundo”, comenta Davis. “Lo sé, porque me llegan los cheques. Todo mundo la ha visto”. Para Fred Dekker, quien coescribió EL DEPREDADOR con Shane Black, y lo conoce desde antes de que apareciera en la película original, el atractivo de la película es evidente. “Para mí, todo se reduce a la iconografía. Es decir, algo similar a ‘Thriller’ de Michael Jackson, o ‘Alien’ de Ridley Scott; cuando sea que tienes algo que es muy específico y único, y te salta a la vista por cualquier razón…Puede ser Quentin Tarantino, quien puede tomar una idea de literatura pulp y revolucionarla con cosas autorreferenciales. Y, de repente, tienes una iconografía que se vuelve, en ciertas formas, más importante que la historia o los personajes”.

Para Black, quien ahora está a cargo de guiar la encarnación más reciente de las criaturas a la pantalla, la primera película tiene una nostalgia agradable. “Una de las cosas acerca de la original es que extraño a mis compañeros. ¡Estaba tan joven y era mucho más apuesto! Es una indicación de lo inconsciente que era en aquel entonces, que ahora extrañe y eche de menos vivir esa aventura otra vez. Fue un tiempo maravilloso. Gente como Sonny Landham, quien ya no está con nosotros. Extraño a Sonny. Extraño a Kevin Peter Hall. En aquel entonces éramos muy buenos amigos…en todo caso, fue el mejor tipo de filme en el que me pude haber fogueado, la clase de historia a la que estaba acostumbrado”.

El éxito de Depredador trajo consigo una secuela, Depredador 2, que se desarrolla en 1997, durante un verano sofocante en Los Ángeles. Una vez que pandillas entran en guerra, una amenaza mucho más peligrosa acecha las calles y las azoteas, eliminando a traficantes de drogas y desafiando a la policía. En esta ocasión, Danny Glover interpreta el papel protagónico, una vez que su teniente Mike Harrison se percata que él y sus colegas tienen más cosas de qué preocuparse que sólo peligros humanos. “Todo mundo quería hacer una secuela”, comenta Davis. “Digo, estuvimos a nada de conseguir a Arnold. No pudimos ponernos de acuerdo con las cantidades, así que le apostamos a Danny Glover. Los hermanos Thomas la escribieron, y fue un guión muy bueno. Siempre estás en búsqueda de grandes guiones e ideas. Esperas que los escritores puedan usar la mitología y las oportunidades narrativas que representa una secuela”. Filmada en el famoso lote de los estudios de Fox y en algunos rincones menos salubres del centro de Los Ángeles, la película presenta varias ideas nuevas, incluyendo un vistazo oportuno de la nave de los Depredadores.

La adaptabilidad de la criatura del Depredador ha ayudado a que la franquicia se extienda a películas tales como Alien vs. Predator y Predators, del 2009, producida por Robert Rodriguez. Pero después de unos cuantos años alejado de la pantalla, los cazadores están de regreso más vigentes que nunca con algunas ideas nuevas de Black, quien, desde ese viaje a la jungla, ha disfrutado una sólida carrera detrás de cámaras, así como Dekker. “Al principio, hablamos mucho acerca de The Dirty Dozen y Kelly’s Heroes, y de esas películas de acción y aventuras de la Segunda Guerra Mundial que se hicieron en la década de los ’60, que eran acerca de grupos dispares y heterogéneos”, resume Dekker. “Vimos películas en las que había un pelotón de soldados locos que estaba cometiendo un robo o intentando tomar el control de un castillo. Pensamos que era mucho más interesante ver al tipo que no esperes que vaya a ganar, que ver al tipo que sabes que lo va a hacer”. EL DEPREDADOR lleva la historia hacia delante con humanidad, toda vez que sabes más acerca de los alienígenas, y de un grupo de veteranos militares que representa la última línea de defensa cuando las cosas se ponen muy mal.

En cuanto a los Depredadores reales, esperen ver algunas mejoras. “Nos vimos a los ojos y dijimos, ‘estos extraterrestres han desarrollado una nave espacial interestelar, así que no son tontos’”, dice Dekker. “Los Depredadores deben de hacer algo más que cazar. Y vaya que los hemos visto hacer eso. Así que ahora, ¿qué podríamos hacer para expandir la mitología de esta especie? Ese fue nuestro punto de partida. En ocasiones, las secuelas pueden caer en la trampa de sólo volver a hacer la misma película en un ambiente distinto, y nosotros queríamos evitar eso. Yo propuse que explicáramos por qué el Depredador es como un humanoide. A Shane le pareció interesante la propuesta y se convirtió en la semilla para el enfoque evolutivo que le asignamos a la película”.

Post Author: Zukoe

Proyectista Autocad Civil/3D; Community Manager ; VJ ; CEO elbeso.cl partymonster.cl ; promover musica y eventos es la idea; tech fan; ñoño 100%; + + +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *