Avalancha de Persecuciones en Misión Imposible 6 – Fallout

 

 por Alonso Reyes Monje

Llega la sexta entrega de esta saga, y segunda del director  Christopher McQuarrie dirigiendo a Tom Cruise en un personaje del cual ya se apodero, el agente Ethan Hunt. De acción trepidante, podríamos decir que desde que comienza el entramado del argumento, no para… es una avalancha de persecuciones,  disparos y un Tom Cruise que a los 56 años se cuelga de cuanto avión, helicóptero o cornisa que le pongan por delante.

 

La historia ya es bien conocida: el agente Ethan Hunt se introduce junto con su pandilla, ya conocida de las entregas anteriores,  en una maraña mundial que quiere hacer explotar el mundo; nada nuevo? Tal vez no, pero esta entrega, al igual que las dos anteriores, le da un peso al argumento que no todas las películas de acción pueden lograr. Creo que hay equilibrio entre la trama y, lo principal en este género, la acción. No hay nada inexplicable ni tampoco que carezca de coherencia, y a pesar de lo extremo en algunas escenas, no se ve falso ni gratuito (escenas que al igual que el maestro Jackie Chan  en sus películas, Cruise grabó en su mayoría sin doble).

Destacable la aparición de Henry Cavill como el agente August Walker, creo que aporta con su presencia, con su bigote y con una buena actuación que le da más peso aun a la historia. Su personaje juega un papel clave en toda la entramada red de agentes especiales, que por momentos marea un poco, pero después de un par de balazos, patadas en la cabeza y explosiones se le agarra el hilo.

A Cruise le dijeron, como productor, que no grabara la película en Francia, por temas de seguridad y el peligro de algún ataque terrorista, a lo que respondió: La película TIENE que grabarse en Paris, no hay opción.  Claro, no había opción, se entiende claramente. Las escenas de acción se sirven y funcionan a través de la arquitectura de dicha ciudad: automóviles a toda velocidad por estrechísimas calles de adoquines o fugas corriendo por las ya ultra conocidas techumbres parisinas. Debo decir que en esta vorágine de persecuciones, se destruyen un BMW M5,  después un Serie 5 de 1986 y una hermosa motocicleta R9 Scrambler; y mi corazón se rompía con ellos. (Desde el 2011 en Protocolo Fantasma que la empresa automotriz alemana tiene un contrato con universal).

Personalmente agradezco ciertos elementos que tal vez no son decidores en que la película sea o no un blockbuster. En este sentido quiero mencionar la banda sonora, compuesta por Lorne Balfe, que rescata ciertos elementos del “SpyBeat” de los años 70s y mediante leymotivs recuerda las clásicas piezas de Lalo Schifrin, compositor del tema original de la serie Mission: Imposible. Por otra parte la elección de Balfe no es nada al azar, ya que este tiene sobre sus hombros bandas sonoras cargadas de acción tanto en cine como en videojuegos: Pacific Rim, Ghost in the Shell, 13 horas, Terminator Genesis, entre otras para el cine y Assasin  Creed y Call of Duty en videojuegos.

Mención especial, creo que merece, a la primera escena de pelea mano a mano, donde Henry Cavill y Tom Cruise se enfrentan a un mercenario interpretado por Lian Yang… no les dice nada el nombre de Yang? Bueno si les digo que estuvo a cargo de la coreografia en The Force Awakenes y que fue el doble de Pedro Pascal en Game of Thrones ya sabrán que les paso a Cavill y Cruise.

Misión Imposible 6

Post Author: alonso reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *