[Review] Ready Player One – El homenaje retro a la cultura pop

imgonline-com-ua-resize-AMVlWLqDUBidj

Entretenida y con un montón de guiños a la cultura pop, esa es la mejor forma de definir a “Ready Player One”, la nueva película de Steven Spielberg que viene a quedarse en nuestros corazones, por ser sin duda un excelente homenaje ñoño sin dejar de lado la crítica hacia el mundo moderno.

Es el año 2045, y el mundo se ha ido al abismo, pero no todo está perdido, porque existe el OASIS. Creado por James Halliday (Mark Rylance), el OASIS es un maravilloso mundo de realidad virtual donde todos pueden ser quien realmente quieren ser, ya sea un personaje popular o un avatar hecho con toda la creatividad del mundo. Aquí no hay límites, y es por eso que todos han decidido vivir prácticamente las 24 horas del día en este mundo.

James Halliday ha muerto, dejando un Easter Egg que contiene el control total del OASIS, pero que no será tan fácil de encontrar. Es aquí donde aparece nuestro protagonista, Wade Watts (Tye Sheridan), un ciudadano común y corriente que no destaca particularmente en nada. Sin embargo, tiene algo a su favor: un gran fanatismo por Halliday y mucho conocimiento de la cultura pop. Esto le facilitará el camino para superar las pruebas que lo llevan hasta el Easter Egg.

Por supuesto, en el camino Parzival (avatar de Wade) estará acompañado por sus compañeros virtuales: Hache, Art3mis, Daito y Shoto; y también tendrá a enemigos en su persecución: los Sixers, de la división IOI, liderados por Nolan Sorrento (Ben Mendelsohn), un viejo enemigo de Halliday.

Más allá del argumento base de la historia, existe una crítica social muy potente, donde tenemos ante nuestras narices un mundo donde sentir emociones intensas, pero preferimos vivir aislados con la tecnología. El sistema, muy ostentoso y radiante, nos aleja de vivir en comunidad y disfrutar de la vida real. Aquí se muestra de una forma exagerada, pero es muy verídico.

Dejando eso de lado, las mejores cosas de la película son los interminables guiños a la cultura popular, así como también los acertijos para llegar al premio, sus personajes representativos y este gran mundo que nos entrega el OASIS, donde para nosotros como espectadores tampoco hay límites. Podremos ver referencias muy alejadas entre sí, pero que nos causarán gracia de igual manera (El resplandor de Stanley Kubrick, King Kong, Serie Gundam, incluso populares juegos de Atari, hay referencias para todos los gustos).

El diseño de personajes es destacable, los planos y rapidez de las tomas resultan perfectos y aunque puede llegar a ser demasiada información para algunos, a la mayoría solo le deleitará cada cuadro. Por ser un espectáculo visual absoluto, homenajear nuestro corazón ñoño y crear un mundo e historias sumamente entretenidas, recomiendo Ready Player One para echarle un vistazo al pasado y futuro, todo de una vez.

Post Author: Magda

Magda, animadora digital, amante del arte, música y cultura japo. La vida no sería nada sin libros, series, películas y buenos grupos de música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *