Paddington 2 – Una secuela tan dulce como su protagonista

imgonline-com-ua-resize-ntq5zJ2R3DB12yL

Tras una primera aparición en el cine en el 2014, el Oso Paddington (obra original de Michael Bond), se ganó los corazones de los espectadores con su peculiar personalidad cortés y divertida. En esta ocasión, ya establecido con su familia londinense y siendo un personaje realmente querido por los habitantes, Paddington trae nuevas aventuras en una secuela que supera a la primera y que sin duda es algo que hay que ver.

Tía Lucy cumple 100 años, y Paddington desea darle el regalo que merece: un precioso libro ilustrado de Londres, el cual casualmente es muy valioso, por lo que el oso tendrá que trabajar mucho para conseguir el libro. De forma repentina, es encarcelado injustamente y es ahí donde su familia tendrá que darlo todo para poder sacarlo de ahí. No obstante, el amable oso hará lo suyo en su estadía en la cárcel, entregándonos los que pueden ser los mejores y más divertidos minutos del filme.

La fórmula de esta es casi la misma que la película anterior, pero mejorada. Los actores hacen un excelente trabajo en sus papeles, destacando a Hugh Grant y Brendan Gleeson como nuevos miembros. Más allá de ser una película sencilla y bien hecha, ¿qué es lo que hace tan especial a Paddington 2? Creo que su éxito radica en dos cosas importantes: no aparenta ser más que lo que es, en este caso cine familiar, inocente, con buenos mensajes y entretención pura. Y lo más importante: su protagonista. Paddington hace de esta película una obra llena de dulzura, entrenándonos un montón de mensajes con solo ser él mismo.

Recomendada, para todas las edades. Se aseguran varios minutos de entretención e incluso podrías emocionarte en algún momento. Lo mejor de ver una película como esta, es esa sensación de bienestar al salir del cine. Sin duda, lo sencillo puede entregarnos mucho más de lo que imaginamos. No es en vano que tenga el récord en mejores críticas de Rotten Tomatoes con un 100% de críticas positivas.

Post Author: Magda

Magda, animadora digital, amante del arte, música y cultura japo. La vida no sería nada sin libros, series, películas y buenos grupos de música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *