El Hijo de Pie Grande – Entretenida y artística, pero no memorable

piegrande - copia

La película comienza sin preámbulos, yendo al grano desde un principio. Tenermos a Adam, un chico sin padre que tiene problemas en el colegio y lucha contra el bullying que le hacen sus compañeros, hasta que de la noche a la mañana comienza a transformarse: los pies le crecen y no importa cuántas veces se corte el cabello, este volverá a salir. Después de un par de vueltas de la vida, Adam descubrirá que su padre no estaba muerto, y se embarcará en un viaje que lo llevará a descubrir que su padre es nada más y nada menos que Pie Grande.

Con esto, cambia totalmente la vida de Adam, sufriendo una transformación para bien. Sin embargo, su padre estaba escondido por un motivo, y ese motivo es la real problemática de la película. Y solucionar esto juntos es lo que los unirá nuevamente como familia.

Si bien El Hijo de Pie Grande es entretenida y te hará pasar un momento agradable, no logra ser una película épica, teniendo varias fallas, las que probablemente no serán muy visibles para un público infantil, pero que no convencerán al público más adulto. Y es justamente ahí donde fallan ciertos aspectos de la animación “familiar”.

En términos técnicos, el filme está muy bien logrado, sobretodo considerando -y sin desvalorizar su trabajo- que esta no es una producción de una gran compañía como Disney, Pixar, Dreamworks, sino que de un estudio independiente de la mano de Francia y Bélgica. La animación es buena, lo mismo con los colores y texturas sencillas. Dos puntos sumamente destacables son la fotografía, ayudada por los paisajes bellos; y el diseño de personajes, que resulta encantador en varios aspectos, con personajes sencillos pero memorables.

Con música también destacable, aunque quizás un poco desatinada para ciertas escenas, el mayor problema de esta cinta es su guión, que es algo flojo. Dando como resultado una buena película, pero no lo suficientemente buena como para pedir más.

Post Author: Magda

Magda, animadora digital, amante del arte, música y cultura japo. La vida no sería nada sin libros, series, películas y buenos grupos de música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *