El Hobbit: Un viaje inesperado / review

El Hobbit: Un viaje inesperado (2012)13 de Diciembre en CinesCONCURSO

El Hobbit: Un viaje inesperado / review por Lizzy Vernet

The cold hard lands

They bite our hands

They gnaws our feet

The rock and stones

Are like old bones

All bare of meat.

 

Casi todos tenemos un libro favorito, el vade mecum que es demasiado sagrado como para compartir con el mundo, pero que desearías que todos conocieran y amaran como tú lo haces, o al menos ese el sueño frustrado de muchos fans: que el objeto de sus deseos sea mundialmente conocido. Pues bien, nos llegó la hora a los fanáticos del Hobbit, al fin.

Si, como en mi caso, el Hobbit cayó en sus manos cuando eran unos niños, probablemente su imaginación superó con creces cualquier adaptación cinematográfica. Ya de mayores, el desencanto de los honestamente falsos efectos especiales que existían en los años 90 hacían casi imposible pensar que cualquier tipo de película pudiera hacerle justicia a la saga de Señor de los Anillos. Pero el tiempo trajo maravillosas sorpresas de manos de industrias como Light and Magic y finalmente Peter Jackson le regaló al mundo no solo tres películas magnificas basadas en las obras de Tolkien, sino que contraatacó este año con El Hobbit.

La historia de la saga del señor de los anillos es bien conocida y ha pasado más de una década desde que vimos por primera vez las aventuras de Frodo y compañía cruzando a pie y con la desesperanza a cuestas, bosques infestados de criaturas perversas, con las huestes del señor oscuro pisándole los talones y encontrándose con ocasionales amigos que les salvaban la vida justamente cuando creíamos que todo estaba perdido.

Parte de mi, sentía lástima por las generaciones venideras que no iban a conocer la emoción de hacer la fila un jueves en la mañana para el estreno de una de las tres películas de la saga. Parte de mi aún la siente, pero ¡hey!, no tuvieron el señor de los anillos, pero tienen el Hobbit.

La leyenda cuenta que mientras Peter Jackson veía televisión en su casa, se topo con Martin Freeman en alguno de sus papeles en la tv británica y el trocito de su alma que estaba buscando al perfecto interprete de Bilbo Baggins, hizo click en cuanto vio su rostro que tan bien se moldea con desesperanza, terror, disgusto y un poco de mal humor. Entonces Jackson decidió que Martin y solo Martin podía llevar a cabo la ardua tarea de acompañar a los enanos a la montaña solitaria de Erebor.

¿Qué vio Jackson en Freeman que le hizo tomar esa decisión? Para los que estamos familiarizados con la carrera del rubio co-protagonista de Sherlock (BBC) la respuesta no es desconocida. Freeman es uno de los pocos actores que puede comunicar dolor y angustia (véase BBC Sherlock) o desesperanza y nostalgia (quizás Sherlock sea nuevamente una buena referencia aquí también) y tiene un BAFTA para demostrarlo.

Pero para el resto de los mortales, la razón de esta decisión de casting (que alguna revista que leí calificó de peligrosa dada la “inexistente” carrera de Freeman protagonizando largometrajes) se dio a conocer el jueves pasado para el mundo entero.

Cómodamente estaba sentado Bilbo Baggins a la puerta de su hermoso y confortable agujero hobbit cuando la aventura llamó a su puerta. Lo demás es historia, pero no solo la historia de cómo un hobbit respetable partió en una aventura y se encontró haciendo y diciendo cosas por completo inesperadas, si no también la historia que muestra una vez más algo que parece una máxima en la tierra media: hasta el ser más pequeño puede cambiar el curso de la historia y que nuestras decisiones (buenas o malas, a propósito o inconscientemente) tienen resultados que se entretejen en una trama aún más complicada que va más allá de nosotros mismos, prueba de ello es el hermoso momento en el que Bilbo le perdona la vida a Gollum porque sí, solo porque sí, porque si no eres capaz de dar la vida, no te apresures en dispensar la muerte, como nos lo enseñó Gandalf hace ya tanto tiempo.

Pero el Hobbit también es una historia con moraleja, de cómo el bien y el mal se enfrentan eternamente por el control de la Tierra Media, es el fantástico preludio del Señor de los anillos, es la simple historia de cómo un ser común y corriente se ve envuelto en una aventura solo por su gran corazón y es casi tres horas de secuencias de peleas, momentos épicos, batallas, discursos, canciones y declaraciones de honor, de peleas perdidas y de fuego, de mitología y paisajes familiares que vimos 10 años atrás, cuando el anillo único invadió la pantalla grande durante tres años, es la emoción de solo ver la cola y el ojo izquierdo de Smaug el destructor y pensar que no es ni remotamente suficiente, es recordar por qué existía tanta expectación con respecto al Hobbit al ver los paisajes inmaculados de Nueva Zelanda, el verde siempre verde, los bosques que creíamos que ya no existían.

Por supuesto que Jackson y compañía iban a agregar algo de su cosecha (han dicho que esperan más sorpresas en el futuro, como la inclusión de un personaje femenino, de los que siempre se ha dicho que faltan en la obra de Tolkien) pero como bien dijo Gandalf, una buena historia merece ser embellecida.

Cuando se reveló que el Hobbit iba a ser una trilogía, mire mi pequeña edición de bolsillo y me pregunté ¿Cómo?… es decir… ¿Cómo? Ahora lo sé: gigantes de piedra, orcos pálidos montados sobre lobos guargos, enanos aquí, más enanos por allá, canciones y todo tipo de orcos que podamos imaginarnos, la fauna completa de monstruos made in “el señor oscuro” atacando y esperando y acechando, la historia de cómo la oscura ambición de Smaug destruyó Erebor, adueñándose de la ciudad más grandiosa de los enanos, elfos cazando orcos y la magnífica historia de Thorin Escudo de Roble, tan llamativa y bien narrada que por un momento pensé que el nombre apropiado para la primera  parte de “El Hobbit” podría haber sido “El Enano” sin desmerecer al valeroso Bilbo Baggins, que durante muchos momentos en la película me hizo sentir orgullosa de ser un hobbit.

Post Author: Zukoe

VJ ; CEO elbeso.cl partymonster.cl kuchizuke.net; Community Manager; Proyectista Autocad Civil/3D; promover musica y eventos es la idea; tech fan; ñoño 100%; + + +

One thought on “El Hobbit: Un viaje inesperado / review

  • Henry

    (enero 15, 2013 - 3:08 pm)

    Admito que no me gustó del todo. Leí hace muchos años (en el siglo pasado) el libro, y mis recuerdos me indican que empaticé más con los personajes y la historia al leerlo que en el cine; todo lo contrario de lo que me ocurrió con la trilogía de El Señor de Los Anillos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *